La irrigación: método de continencia en colostomías

la irrigación
¿Qué es la irrigación?

Si tienes una colostomía descendente o sigmoidea, esto puede ser beneficioso para ti. La irrigación es un proceso en el cual se introduce agua hacia el resto del colon con el fin de evacuar. Al hacerse diariamente o cada tercer día, puedes alcanzar un nivel de continencia del estoma considerable. Esto te ayudará a olvidarte de la bolsa por cierto tiempo y en vez de eso, usar un cubre estomas.

¿Cómo realizar una irrigación en una colostomía?

Existen diferentes opciones para el manejo del efluente del estoma. El colon se vacía constantemente y aunque varía dependiendo la persona, puedes controlarlo con facilidad.

Existen tres métodos para el manejo de la evacuación en una colostomía:

  1. Evacuar de forma natural: consiste en no intervenir en el proceso de salida del efluente, utilizando un sistema colector.
  2. Regulación a través de una dieta: aquí se ajusta la ingesta de alimentos para estimular al colon a vaciarse a cierta hora del día. No es un método utilizado comúnmente debido a su dificultad, aunque también se requiere de una bolsa.
  3. Irrigación (solo para colostomías descendentes y sigmoideas): este proceso se puede realizar una vez al día y de forma diaria. Se debe hacer siempre a la misma hora y dependiendo de la respuesta, cada tercer día. Por medio de un sistema de irrigación se introduce un solución para irrigar (agua o agua salada) a través del estoma hacia el colon restante. Este líquido lava y seca residuos en el colon; básicamente, se realiza un enema.

Tienes que hacerlo regularmente y durante varios meses. El colon se adaptará y se vaciará cuando realices el procedimiento. Esto te permitirá controlar la evacuación y eliminará la necesidad de usar el sistema colector, excepto al momento de hacer la irrigación. Puedes cubrir el estoma entre irrigaciones para absorber cualquier secreción mucosa y filtrar gases expulsados.

¿Quiénes pueden utilizar este método?

Primeramente, es importante considerar que no todos pueden utilizar este método. Las personas aptas para realizarlo son:

  • Pacientes con colostomía descendente o sigmoidea, que en etapa preoperatoria (antes de la cirugía) su función de eliminación haya sido regular y predecible. Se debe valorar la edad, capacidad para aprender el proceso de irrigación, destreza manual.
  • Pacientes que deseen controlar la salida de su colostomía.
  • Pacientes que se comprometan con este tipo de manejo a largo plazo.

Las contraindicaciones o recomendaciones para no realizar la irrigación son:

  • Pacientes con enfermedad intestinal presente, síndrome de intestino irritable, hernia, prolapso.
  • Pacientes sometidos a quimioterapia o radioterapia abdominal o pélvica.
  • Niños y jóvenes con estomas temporales, para evitar colon perezoso y por el corto tiempo que tendrán su estoma.
  • Adultos mayores o con mal pronóstico.

El proceso dependerá de la valoración y juicio clínico del profesional de la salud.

 

Si quieres obtener la información esencial sobre el tema, puedes descargar la Guía Esencial para el Paciente Ostomizado. En una lectura breve podrás saber casi todo lo que necesitas conocer sobre el tema. Es importante mencionar que esta guía no pretende ser la única o mayor fuente de información al respecto.

Dercargar Guía

ConvaTec – Usted es mucho más que su ostomía

Si crees que esta información es valiosa puedes compartir

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial