0 Post Date: 2017-05-03

¿Qué bolsas suelen usarse para una Colostomía?

En este articulo conoceremos los distintos tipos de bolsas que existen y sus indicaciones más generales. Queremos aclarar que la elección del dispositivo adecuado es una tarea más complicada de lo que podría parecer, puesto que hay que valorar las características individuales, anatómicas y quirúrgicas de la persona. Por ello les recomendamos el asesoramiento profesional por parte de una enfermera con conocimientos de ostomía.

Tipos de bolsas para Colostomía

Bolsas cerradas o abiertas:

Las cerradas son las que habitualmente están indicadas para las colostomías. Al estar cerradas no podemos vaciar el contenido de la bolsa sino que debemos cambiarla. Están indicadas para deposiciones formadas. Las abiertas disponen de un sistema de vaciado por la parte inferior. En una colostomía pueden ser útiles si las heces son líquidas o para vaciar un exceso de gases. Si utiliza bolsas abiertas le recomendamos ver la Guía rápida de Ileostomía. Existen en el mercado bolsas cerradas y abiertas tanto en una como en dos piezas.

Tipos de bolsas para colostomíaBolsas de una pieza

Son aquellas bolsas que se pegan directamente a la piel; llevan incluido el adhesivo. Se recortan a la medida del estoma, se retira el film protector del adhesivo y se pegan a la piel. Cada vez que sea necesario cambiarla, debemos despegar el adhesivo, lo que supone una mayor agresión de la piel. Por tanto, no serán aconsejables si tenemos que realizar muchos cambios de bolsa o tenemos la piel muy delicada.

Bolsas de dos piezas:

Constan de dos partes. Una placa o disco que incluye el adhesivo para pegar a la piel, y la bolsa propiamente dicha, que se acopla al disco o placa por diferentes sistemas. Estos sistemas nos permiten cambiar la bolsa sin tener que despegar de la piel el adhesivo. Por tanto estarán indicadas en todas aquellas situaciones que debamos proteger especialmente la piel, como por ejemplo si realizamos más de dos cambios al día de bolsa o en pieles dañadas.

Bolsas transparentes u opacas:

Se aconseja utilizar bolsas transparentes tras la cirugía mientras sea conveniente vigilar el aspecto, las características de las heces y el ritmo intestinal. Cuando todo se normalice podemos utilizar bolsas opacas y beneficiarnos de su discreción.

Diferentes tamaños:

Tras la cirugía se recomienda usar bolsas tamaño “maxi” hasta que se normalice el ritmo intestinal; tras este periodo de adaptación podemos elegir otros tamaños más discretos dependiendo de la cantidad de deposición que hagamos. Es bastante habitual utilizar una bolsa más pequeña durante el día, para salir a la calle, para viajar, para hacer deporte y otras más grandes durante la noche, en situaciones de diarrea o si no vamos a poder cambiarnos en unas horas.

Si quieres obtener la información esencial sobre el tema, puedes descargar la Guía Esencial para el Paciente Ostomizado. En una lectura breve podrás saber casi todo lo que necesitas saber sobre el tema. Es importante mencionar que esta guía no pretende ser la única o mayor fuente de información al respecto.

Si quieres una consulta gratuita con uno de nuestros especialistas, clic aquí!

Consulta Gratuita - Ostomizado y Feliz - Colostomía

Visita nuestra tienda en línea, clic aquí! 

Share this post

Comment (1)

  • Lucía Reply

    Uso dos piezas
    Y son opacas

    2017-05-24 at 5:53 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *